Mejores Alimentos en el Desayuno para Bajar de Peso

Desayuno para bajar de peso
Rate this post

¿Sabes cuáles son los mejores alimentos en el desayuno para bajar de peso? Te adelantamos que no se trata de tostadas con mantequilla de maní y café ni, mucho menos, de saltearse el desayuno.

Hace tiempo que sabemos que el desayuno no es, necesariamente, la comida más importante del día, pero sí que es cierto que lo que desayunas sienta las pautas de cómo va a funcionar tu cuerpo durante la jornada, sobre todo si buscas bajar de peso.

Importante: Te recomendamos que sigas una rutina de ejercicios abdominales en casa que junto a una dieta saludable te ayude a alcanzar tu meta para perder peso.

Esto sucede porque todo lo que comes es el combustible que tu cuerpo utiliza para funcionar: si ingieres los alimentos adecuados, tu cuerpo funcionara de manera adecuada. Así, un desayuno saludable no es tanto una cuestión de cantidades (que, de todas formas, son importantes), sino más bien de los alimentos en sí, y es que la clave está en consumir aquellos que te provean de los nutrientes y las vitaminas que necesitarás durante las actividades que vas a realizar en el día, y que logren, a su vez, mantener tu apetito estable hasta la siguiente comida.

Mejores alimentos en el desayuno para bajar de peso son:

Huevos

Los huevos son una fuente importante de proteínas, además de vitaminas y minerales, y aportan una sensación de saciedad más duradera en comparación con otros alimentos cargados de carbohidratos. A pesar de su mala reputación, muchas veces injustificada, es importante comer tanto la yema como la clara para aprovechar todo lo el aporte nutritivo del huevo.

Avena

La avena es uno de los alimentos con mayor densidad nutricional, es decir que, comparativamente, contiene una gran proporción y variedad de vitaminas (B1 y B5), minerales (manganeso y fósforo) y antioxidantes, además de grandes cantidades de nutrientes como proteínas y fibra, en especial una fibra llamada beta-glucano, que ayuda a disminuir el colesterol y a que, al igual que los huevos, produzca en el cuerpo una sensación duradera de saciedad, lo que puede ser de gran ayuda para bajar de peso.

Germen de trigo

El germen de trigo es el componente del grano de trigo encargado del crecimiento del brote, por lo que está cargado de vitaminas y minerales, en especial de manganeso, zinc, fósforo, magnesio, tiamina y selenio. Ingerido en el desayuno, el germen de trigo ayuda a fortalecer el sistema inmunológico y a acelerar el metabolismo, así como a reparar tejidos corporales. Además, su alto contenido de fibra sirve para regular la digestión y reducir el colesterol en sangre.

Café

El café es uno de los grandes aceleradores del metabolismo, que es el proceso por el cual tu cuerpo convierte los carbohidratos en energía. Es decir, que ayuda a quemar grasas, además de que estimula la actividad cerebral. Esto, en sí mismo, lo hace uno de los mejores alimentos en el desayuno para bajar de peso.

Yogur

El yogur es otra fuente natural de proteínas, que además de cumplir una gran variedad de funciones imprescindibles en el cuerpo, ayudan a prolongar la sensación de saciedad por más tiempo. Eso sí, no todos los yogures son iguales: asegúrate de elegir uno con bajo (o nulo) contenido de azúcares agregados, como suelen ser los saborizados. El yogur natural o el griego son los mejores para bajar de peso.

Plátanos

Los plátanos son muy ricos en fibra a la vez que hipocalóricos, es decir, que aportan pocas calorías proporcionalmente. Ingerido en el desayuno, el plátano ayuda a regular el sistema digestivo. Además, es un alimento muy dulce, por lo que puede servir para reemplazar a otros alimentos menos saludables, sobre todo los ultraprocesados.

Frutos rojos

Los frutos rojos, como las frambuesas y los arándanos, son ricos en fibra y antioxidantes y, como los plátanos, muy bajos en calorías, lo que los hace ideales para consumir en el desayuno para bajar de peso.

Té verde

Lo que hace recomendable al té verde como alimento en el desayuno para bajar de peso es su contenido de cafeína. Como sucede con el café, la cafeína presente en el té verde ayuda a acelerar el metabolismo y a quemar grasas. Además, es rico en antioxidantes, en especial uno llamado epigalocatequina, que también influye positivamente en el metabolismo. El té verde es una de las bebidas más saludables del mundo y es, por lo tanto, una de las más recomendables si buscas bajar de peso.

Kiwi

Los kiwis son frutas ricas en vitamina C, vitamina E, vitamina K, potasio y fibra, en especial una fibra llamada pectina, que ayuda a provocar una sensación duradera de saciedad. Además, ayudan a mantener movimientos intestinales regulares, ya que actúan como laxativos naturales.

Almendras

Las almendras son grandes fuentes de proteínas, antioxidantes, fibra y grasas saludables (monosaturadas). Esto las hace tanto nutritivas como, al igual que la mayoría de los anteriores, perfectas para saciar el apetito durante el desayuno.

Lo ideal es elegir alimentos que se complementen para lograr un desayuno variado y balanceado, que te proporcione la energía y los nutrientes necesarios para empezar tu día, a la vez que te genere una sensación duradera de saciedad para que puedas mantener tu apetito regulado. De esta forma, estarás comenzando tu jornada con el pie derecho, y bajar de peso será (un poco) menos difícil.